Campus San Agustín (55) 5373 3355 | Campus Paseo (55) 5360 2096 contacto@juventud.edu.mx

Conócenos

Misión

Somos una Institución Educativa Católica fundada y dirigida por Misioneros Josefinos, donde formamos a nuestros alumnos en la verdad y en el bien.

Visión

Ser la institución educativa líder en la formación de niños y jóvenes, reconocida por la excelencia de nuestros procesos estandarizados de enseñanza-aprendizaje, por la alta calidad profesional y humana de nuestra comunidad educativa, con economía sana, y por el testimonio vio de nuestros egresados en su contribución al desarrollo de nuestra sociedad conforme al carisma josefino.

Valores

Amor
Respeto
Sencillez
Humildad
Responsabilidad
Honestidad
Servicio/Entrega

Calidad educativa

Acreditado Internacionalmente por su calidad educativa.

El Instituto Juventud del Estado de México fiel al principio heredado por el p. José María Vilaseca de “hacer siempre y en todo lo mejor”, desde su origen, hace 50 años, ha optado por la calidad como una actitud de mejora permanente, recibiendo en agosto de 2016 de la Confederación Nacional de Escuelas Particulares la Acreditación como Escuela de Calidad.

Principios vilasecanos

“Hacer siempre y en todo lo mejor”

Hacer siempre y en todo lo mejor nos garantiza la formación de un carácter íntegro y solido que, a través de la constancia, nos encamina hacia la excelencia.

Este principio nos hace tomar conciencia de nuestro empeño cotidiano por asumir la vida con responsabilidad, de realizar un trabajo con la satisfacción de haber puesto lo mejor de nosotros mismos, de experimentar ser mejores cada día, cuando nos proyectamos y servimos a los demás.

“Adelante siempre adelante pues lo quiere san José”

Es una aclamación de aliento, perseverante constante, de confianza en san José, educador de Jesús. El padre Vilaseca lanza esta aclamación, oportuna en los momentos de dolor y de gozo, en situaciones de luz y de oscuridad, en los días soleados y nublados… Es una invitación a ir siempre adelante, sobre todo cuando el cansancio, el fastidio y la rutina engendran los brazos caídos y llevan a la desilusión y a la apatía. Dar confianza y aliento siempre es válido en la pedagogía josefina, en la técnica de la enseñanza-aprendizaje, en la psicología y, sobre todo, en la madurez humana y cristiana.

“Estar siempre útilmente ocupado”

Estar siempre útilmente ocupado es la actitud de vida que fomenta la iniciativa y la creatividad, que da sentido al trabajo y que favorece el orden en la vida de la persona. Estar siempre útilmente ocupado favorece el desarrollo armónico de la persona: la hace consciente de sus dones y capacidades; le ayuda a reconocer y superar sus limitaciones; y la lleva a lograr habilidades y competencias para enfrentar los retos de la vida.

Abrir chat
Hola, Instituto Juventud se pone a sus órdenes. ¿En que podemos ayudarte?